Trampas comunes en la estrategia de competencia y como evitarlas.

 

Trampas comunes en la estrategia de competencia y como evitarlas.

 

Escrito por: Joe Slowinski, USBC Gold Coach.

 

Traduccido por: Ernesto Avila, USBC Silver Coach.

 

   Como entrenador procuro leer material relacionado a la ciencia del deporte y de otras disciplinas, esta práctica me expone de manera periódica a nuevas ideas y desarrollos como entrenador.  Recientemente un artículo llamo mi atención y este trataba sobre la aplicación de una estrategia de competencia para atacar las pistas y afrontar la competencia.  En “Be aware of Potential Traps in Strategy”  el autor comparte nueve trampas que pueden ocurrir al seguir una estrategia de competencia en el tenis.  Cada estrategia es una trampa que puede ocurrir en boliche.  A manera de auxiliar a entrenadores y jugadores a competir a su máximo nivel he adaptado siete de estas estrategias junto con algunas observaciones que realizo con respecto al boliche.

 

 

 

La trampa de “Muy Complejo”

 

   Durante una competencia, el emplear una estrategia que sea muy compleja puede desbaratar rápidamente al atleta cuando agregamos a la ecuación el estrés o la ansiedad ocasionado por la situación, puede ser causa de una sobrecarga mental que lo lleve a olvidarse del plan o sentirse confundido al respecto.  Un plan más simple con respecto a cómo debe atacarse la pista, el saque y el arsenal a utilizar puede ser más efectivo debido a que se es menos susceptible a la tensión que el mismo torneo conlleva.

 

 

 

La trampa de “Ya lo había trabajado”

 

   Muchos jugadores caen fácilmente en este pensamiento.  En este escenario el atleta ha practicado en un patrón en específico con cierta frecuencia y cree que ya tiene un plan que lo llevará a conseguir la victoria sin posibilidad de fracaso alguna.  Se preconcibe la situación donde el jugador ha jugado muy bien en determinado tipo de patrón, pero no se toma en cuenta que en cada competencia la topografía y la migración de aceite ocurren de manera distinta, lo cual puede ser peligroso para el estado mental del jugador ya que al entrar sobre confiado a su evento no tendrá ningún plan de respaldo o plan “B” en caso de que las cosas no salgan como tenia previsto.

 

 

 

La trampa “Muy Poco, Muy Tarde”

 

   Esperar hasta la sesión de practicas oficiales para desarrollar una estrategia de competencia es una estrategia que en si misma puede llevarnos a problemas mayores.  Sin un plan basado en el conocimiento de fricción de la superficie de la pista (edad o desgaste del material), distancia del patrón, estructura del patrón y volumen del aceite, son algunas de las variables sobre las cuales se deben tener conocimientos y bases para desarrollar el principio del plan, el cual tendrá que afinarse de manera sutil acorde a las variables asociadas al evento en si.

 

 

 

La trampa de “La Inflexibilidad”

 

    La trampa de esta estrategia ocurre cuando el jugador se mantiene fiel a su estrategia inicial aun cuando esta no esté funcionando.  Sin ninguna estrategia de respaldo el jugador o el equipo están destinados a una actuación por debajo de su nivel.  A manera de garantizar una buena actuación es necesario tener varias estrategias de respaldo en caso de que no funcione el plan inicial.

 

 

 

La trampa del “Circulo Eterno”

 

   Esta trampa es similar a la trampa de la inflexibilidad ya que el jugador se queda apegado a su plan con la esperanza de que eventualmente va a funcionar. La problemática es la misma que la trampa de la inflexibilidad, en este escenario el jugador cree que una vez que ocurra la transición esta será en beneficio del mismo, sin embargo el torneo puede acabar sin que este beneficio ocurra.  Si la estrategia no está funcionando se debe hacer uso de las habilidades del atleta y el conocimiento de su equipo para realizar los ajustes que acorde a la información que está recibiendo de las pistas.

 

 

 

La trampa de la “Falta de Autoconocimiento”

 

   El atleta debe conocer cuáles son sus puntos fuertes y debilidades así como el arsenal con el que cuenta.  Este reconocimiento  de las habilidades propias y de su arsenal son esenciales para construir una buena estrategia de juego que estará basada en el tipo de viaje que se debe buscar acorde a las condiciones en las que se juega desde el principio hasta el fin. Sin dicho conocimiento la estrategia de juego puede ser inconsistente con la habilidad del jugador para implementarla durante la competencia o creara una gran tensión durante la misma.

 

 

 

La trampa del “Falsos Consenso”

 

   Existe la creencia entre entrenadores y jugadores que una estrategia en particular deberá funcionar en una determinada condición de pista.  Este consenso puede guiar al grupo a pensar o a tener una creencia falsa de que se obtendrá un absoluto éxito.  Una estrategia grupal no puede ser garantía de éxito para todos, debido específicamente a la superficie de la pista, la topografía de la misma, la estructura del patrón de aceitado, el nivel de juego de cada bolichista y el arsenal con el que cuenta.  De manera similar a la trampa del “Falso Consenso” funciona la estrategia de juego en la cual los jugadores y equipos tratan de emular a aquellos que en turnos anteriores han tenido éxito en el mismo evento.  En este tipo de escenarios una gran cantidad de entrenadores y jugadores creen poder copiar la forma de juego de dichos jugadores o equipos, sin embargo ante la situación de que más jugadores tratarán de emular a dicho equipo o atletas la transición ocurrirá de manera diferente a la cual enfrentaron los primeros. Y más aún en campeonatos internacionales donde se practican series de parejas, ternas y equipos, más y más tiros son realizados en dicha zona y la transición ocurre de maneras muy variadas y esto nos puede llevar a una trampa en nuestra estrategia.

 

Referencias

 

Young, J. (2012) Be Aware of Potential Traps in Strategy.  ITF Coaching and Sport Science Review 56 (20): 6 – 8.